GEOMAR FISIOTERAPEUTA-OSTEOPATA


Lugar destinado a informar a los usuarios sobre todo lo que puede hacer un fisioterapeuta-osteopata por ellos.

Documentarse es importante para poder acudir al lugar correcto.

Informar, informar, informar....



lunes, 24 de octubre de 2011

OSTEOPATÍA EN EL EMBARAZO

Multitud de mujeres embarazadas sufren dolores durante el proceso, sobre todo llegando a la recta final. Muchas de ellas no saben que pueden aliviar su dolor con tratamiento osteopático.
Además de solucionar molestias y hacer mejor la espera, la osteopatía contribuye a que el parto sea más fácil y la recuperación más rápida.
Una vez pasados los 3 primeros meses, una mujer en estado de gestación puede acudir a tratamiento de fisioterapia y osteopatía. Debe ir sin ningún miedo ya que el profesional titulado sabe qué debe utilizar.
Las técnicas utilizadas para tratarlas son adaptadas y modificadas para el momento.
Después del parto, contribuimos a la recuperación.
  
EMBARAZO Y PREPARACIÓN AL PARTO

Durante el proceso el cuerpo de la mujer sufre cambios fisiológicos y anatómicos.
La función y ubicación de las visceras se ve alterada y la posición de la columna y conciencia corporal de la mujer varían.  
Todo esto hace que la mujer deba adaptarse pero, en muchas ocasiones, el cuerpo no puede reestructurarse ante tantos cambios, aparecen los dolores (costales, ciáticas, lumbares, dorsales, edema de miembros inferiores, pubalgias, dispepsia, digestiones difíciles, alteraciones en la micción y pérdidas de orina..) y ahí entramoa los fisioterapeutas-osteópatas.
Aunque no existan dolores es recomendable hacer alguna sesión de osteopatía unas semanas antes del parto.
En esas sesiones, el osteópata valorará el estado de la pelvis y la columna de la paciente.
  • El profesional sanitario dará movilidad a los ilíacos, el sacro, las caderas, columna lumbar, zona toracolumbar y dorsal.
  • También normalizará la musculatura sobrecargada y la que está distendida en exceso.
  • Utilizará técnicas para descongestinar la pelvis y así ayudar al retorno venoso deficiente en la recta final.
  • Además enseñará a la gestante ejercicios para esto último y corregir la postura en su vida diaria.
Durante el parto los huesos de la pelvis deben moverse para que el bebé pase bien por el canal del parto. Si la pelvis es móvil y libre podrá hacer frente a ese momento con más facilidad, eficiencia, menos dolor y rapidez.

POSTPARTO

Después del parto, la pelvis (sacro, ilíacos y coxis) debe volver a su posición inicial correcta. En ocasiones no lo hace bien o pierde su movilidad normal, dando lugar  dolores diversos.
El suelo pelvico debe retornar a su estado anterior: cicatrización de la episiotomía, recuperar su contractilidad y función. A veces necesita de pautas y ejercicios para conseguirlo.
El útero en su conjunto también debe retornar a su situación y tamaño anterior aunque ya con modificaciones.

La funcion del osteópata será:
  •  Nuevamente darle movilidad a la pelvis y columna lumbar sobre todo.
  • Ayudar al suelo pélvico a recuperar su tono, su capacidad de contracción-relajación normal.
  • Asegurarse de la correcta movilidad del útero en su retorno a la situación inicial y descongestionar la pelvis.
CONCLUSIÓN

El hecho de estar embarazada no significa que no puedas aliviar tus dolores y complicaciones que vayan surgiendo.
El parto puede ser más llevadero si todo tu cuerpo está preparado para ello.
Después, debes recuperarte lo mejor y antes posible para evitar problemas posteriores o para hacerte más fácil la vuelta a la normalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario